¿Cómo comprar por internet de forma segura en tiempos de pandemia?

¿Cómo comprar por internet de forma segura en tiempos de pandemia?

En estos tiempos donde el teletrabajo y la educación a distancia son parte constitutiva de nuestro día a día, también es necesario señalar que las compras por internet han aumentado considerablemente.

En abril, la Cámara de Comercio de Lima estimó un incremento de 50% en las ventas en línea, ya que el 30% serían realizadas por nuevos usuarios.

Por ese motivo, también es necesario estar alerta a los diversos métodos seguros para evitar las diversas estafas que, lamentablemente, también han aumentando por la crisis sanitaria actual.

Por ello, en esta oportunidad les daré algunos consejos útiles para realizar sus compras de forma segura.

Los tipos de estafas más comunes realizadas por internet son el phishing y el robo de identidad.  Así, es necesario conocer ambos métodos delictivos para estar al tanto y no ser víctima de alguno de ellos.

El primero consiste en el envío a través de correos electrónicos, mensajes de texto u otros aplicativos de enlaces falsos de conocidas entidades financieras con el fin de extraer de forma ilícita la información del usuario.

El segundo es más elaborado, ya que radica en sustraer la identidad de una persona natural y que el delincuente se haga pasar por esta para realizar transacciones, retiros de efectivo y compras en línea (ya expliqué hace unos días con mayor detalle estos delitos, puedes revisar mi nota anterior si quieres más información).

Si uno se encuentra dentro del hogar, habría que verificar algunos aspectos para evitar ambos tipos de estafas. En primer lugar, tener una computadora y conexión a internet segura. ¿A qué me refiero? Es indispensable que nuestro ordenador este actualizado y posea un antivirus pertinente. Además, la conexión a internet debe ser una red privada y no simplemente una red wifi abierta, porque esta última es más propensa a recibir ataques cibernéticos. Segundo, verifique que el sitio web donde realice las compras sea confiable.

¿Cómo lo puede saber? Fácilmente, pues algunas páginas web poseen un candado en el URL (la dirección exacta que todo contenido en línea posee) o, también, puede revisar la reputación de la web en algunos foros o a partir de conocidos.

Por último, estar atento al ingreso de sus datos personales es crucial en todo momento. Aun si se está apurado, debe tomarse un tiempo para revisar dónde estoy ingresando mis datos personales, qué estoy adquiriendo, el tiempo de entrega y por qué medios será el envío. Así, evitará cualquier dificultad en sus compras.

Por otro lado, un aspecto a resaltar es que las compras que hagamos por internet serán con tarjetas de crédito o de débito. Por ello, también hay que estar atentos a su uso tanto dentro como fuera del hogar. Para las transacciones en línea, es necesario, como ya detallamos anteriormente, ver dónde estamos compartiendo nuestra información, ya que con solo nuestro número completo de tarjeta y la clave CVV2 cualquier individuo puede realizar compras sin nuestro consentimiento.

Para evitarlo, también es menester que activemos los mecanismos de seguridad del banco, ya que ellos pueden detectar si se está realizando alguna compra o hay un exceso de gasto en nuestra cuenta. Por último, siempre revise su estado de cuenta y sus movimientos.

Ya todos los bancos en nuestro país cuentan con aplicativos móviles donde se puede revisar al detalle los gastos, movimientos, transacciones y demás desde nuestro celular o computadora.

Ya si sale y compra en algún establecimiento de forma presencial y lo hace con tarjeta de crédito o débito, hay que estar, de igual manera, atentos. Por un lado, no hay que perder de vista la tarjeta.

Ya se sabe que algunos delincuentes se disfrazan de usuarios y en cualquier descuido pueden sustraer nuestra tarjeta, ya sea cuando estemos retirando dinero o comprando en algún establecimiento. Por otro lado, siempre debe tapar la clave de su tarjeta al digitarla, puesto que los delincuentes siempre están atentos a cualquier distracción.

Si sustraen nuestra tarjeta y saben la clave, pueden hacer lo que les venga en gana con nuestro dinero. Por último, nunca comparta sus datos con algún tercero. Aunque sea una persona de confianza o algún individuo que desea ayudarnos generosamente, no debemos compartir nuestro número de tarjeta ni de CVV2 ni mucho menos nuestra clave física o virtual. Si una persona inescrupulosa supiera alguno de esos datos, no lo pensaría dos veces para utilizarlos en su favor y dejarnos con las cuentas vacías.

Ya lo saben, es obligatorio en estos tiempos el ser prudente y estar muy atentos a cualquier compra que se realice de forma virtual o, también, de forma presencial, ya que los delincuentes siempre idearán alguna manera de realizar sus fechorías aun si estamos en emergencia nacional o no.

Por Luis Samamé Zapata